ENTRE LA PANDEMIA Y LA DOCTRINA DEL SHOCK (VII)- (IN)CONCLUSIONES.

Este artículo plantea muchas preguntas y pocas respuestas, y esto podría considerarse como una virtud, y no un defecto, en un momento histórico donde las verdades absolutas son vertidas sobre la población mientras se tacha cualquier duda, cualquier discrepancia, como negacionista, creando así un hombre de paja al que poder desautorizar sin ningún tipo de debate. Es una nueva forma de religión, que poco tiene que ver con el método y la evidencia científica y mucho con una burocracia que se apoya en una comunidad científica, sin nombres ni apellidos y que nos dicen infalible y sin conflictos de interés.

Así pues, para concluir, en lugar de intentar acotar la información aquí vertida, de manera que se puedan deducir, y reducir, las respuestas a las preguntas planteadas, se plantearán más interrogantes, difuminando aún más una posible verdad que explique la situación en la que nos encontramos, pero a la vez planteando una necesaria parada para la reflexión, para invertir recursos en tratar de entender mejor hacia donde se está avanzando, pues ahora lo hacemos con los ojos vendados.

Vamos pues a descender por la madriguera de conejo. Para empezar, hay un hecho que se ha venido repitiendo durante estos meses, una correlación, que como sabemos, no implica causalidad, pero que debería estudiarse, dada su reiteración. Nos referimos a la casualidad de que haya un aumento exagerado casi inmediato de casos y muertes atribuidas a la covid-19 en muchos lugares tras el inicio de la campaña de vacunación o su aceleración. Es el caso de Albania, Angola, Bangladés, Baréin, Bosnia, Brasil, Bulgaria, Bután, Camboya, Canadá, Chile, Colombia, Curazao, Ecuador, Emiratos Árabes Unidos, Eslovaquia, Filipinas, Fiyi, Georgia, Gibraltar, Hungría, India, Irlanda, Isla de Man, Israel, Macedonia, Mauricio, Mónaco, Mongolia, Namibia, Paraguay, Portugal, Reino Unido, República Checa, Seychelles, Sudáfrica, Tailandia, Taiwan, Uruguay, Vietnam, Zambia y Zimbabue. Aunque se trata de datos que dependen de muchos factores y que, como ya se ha analizado aquí, son poco fiables, una correlación presente en 42 territorios es algo que habría que estudiar.114 Asimismo, a modo de ejemplo, conviene leer el estudio realizado por el Decano del Colegio de Biólogos de Euskadi, para ese mismo territorio, donde se aprecia esa misma correlación, incluyendo además la ocupación en UCI, lo cual es un dato de mayor peso.115

Figura 16 – Comparación dosis vacunas administradas/% ocupación UCIs.116

Seguimos con el descenso. Volvemos a recordar que correlación no es causalidad, pues vamos a otro caso de lo primero que debería ser estudiado para descartar, o no, lo segundo. Se trata de las vacunas antigripales. Resulta que varios científicos han analizado la morbilidad y mortalidad de la covid-19 en diferentes países, comparándolas con los porcentajes de vacunación contra la influenza. Lo que encontraron, sorprendidos en algún caso, fue una relación positiva, es decir, aquellos países que más vacunan contra la gripe tuvieron peores resultados en lo que se conoce como la primera ola.116 117 Asimismo, observando datos oficiales en el estado español se obtiene un resultado parecido por Comunidades Autónomas, como se ve en la Figura 18. Además de esto, se realizó, durante los primeros meses de la declaración de pandemia, un estudio en el Hospital de Barbastro (Huesca), incompleto eso sí, al no disponer de una muestra suficiente como para poder ser publicado. Pero lo que señala este estudio es que, en el hospital, un 90% (18 de 20) de los muertos registrados por covid, todos mayores de 65, estaban vacunados contra la gripe, siendo el porcentaje de vacunación en ese rango de edad del 63,1%. Aporta también datos de una residencia, donde de 25 muertos, solo 1 no estaba vacunado (96% de vacunados), habiendo una tasa de vacunación del 80%.118 Estos datos, como hemos dicho, no son suficientes para sacar conclusiones, pero sí deberían ser motivo para realizar estudios en profundidad. También es cierto que hay estudios publicados que afirman lo contrario, que la vacuna contra la influenza protege contra la covid-19, pero en todo caso se observa una controversia que debería ser esclarecida mediante un debate científico que brilla por su ausencia. Pero si se diese ese hipotético diálogo, un elemento a tener en cuenta sería la posibilidad de que, como hemos comentado más arriba, los test PCR de coronavirus puedan dar positivo en casos de gripe, por lo que tendría más importancia un análisis basado en la mortalidad y gravedad de la enfermedad que uno basado en incidencia (obtenida mediante uso masivo de test PCR).

Figura 17 – Mortalidad y vacunación de la gripe en Europa.119
Figura 18 – Mortalidad y vacunación de la gripe en España.120

Para la siguiente parada el lector puede, si quiere, imaginarse puesto un gorrito de papel de aluminio porque, sí, toca hablar del 5G. Como ya se ha dicho antes, conviene afrontar esta información libre de prejuicios. Por muy loca que parezca una idea, hay que analizar los datos. Resulta que estamos ante otra correlación (que no causalidad). Parece cierto que hay cierta coincidencia entre lugares donde se ha desplegado antes la nueva red y las mayores incidencias de covid-19.121 Es cierto que puede haber muchísimos factores relacionados con una y con otra variable, pero, insistimos, si observamos una correlación se debería estudiar a fondo para averiguar si existe una relación que va más allá de la coexistencia. No hacerlo por pensar que se trata de una locura es anticientífico. Lo cierto es que los efectos de los campos electromagnéticos sobre seres vivos es un tema que requiere revisión dada su potencial gravedad.122 123

Así pues, si miramos ahora por encima del hombro, vemos una correlación entre inicio de vacunación y aumento de casos/muertes por covid, con algunos casos (especialmente en territorios pequeños), donde prácticamente el 100% se producen después de iniciar la inoculación masiva. Es el caso de Camboya, Fiyi, Gibraltar, Mónaco, Mongolia, Isla de Man, Seychelles y Vietnam. Resulta muy difícil sacar conclusiones de estos datos, o incluso establecer alguna hipótesis, ya que tenemos el ruido producido por los test realizados y su sensibilidad, los criterios para la determinación de la causa de muerte… En cambio, en el caso de las vacunas para la gripe y el 5G, la correlación puede sugerir hipótesis relacionadas con la afectación del sistema inmune, ora por adyuvantes presentes en las inoculaciones, ora por un aumento de intensidad en el campo electromagnético circundante. En vez de tachar dichas teorías de conspiranoicas, se deberían rebatir mediante estudios adecuados.

Seguimos avanzando en la oscuridad de nuestra ya familiar madriguera, sin quitarnos el gorrito todavía, pues toca hablar de magnetismo generado por la inoculación de las vacunas covid. En un principio, quién escribe estas líneas pensó (como casi todo el mundo), que se trataba de un bulo de internet, de gente que se autosugestionaba y se pegaba cubiertos e imanes en los brazos, que se adherían por efecto del sudor en la piel. Al ir aumentando enormemente la cantidad de vídeos, y aparecer algunos con efectos poco explicables de una manera natural, incluidos aquellos que empleaban detectores de campos electromágneticos, empezaron a aparecer las dudas. Luego vinieron las observaciones de primera mano (cuatro, teniendo en cuenta que no se preguntó a nadie por no incomodar, sino que simplemente se topó con la evidencia). Añadimos a eso testimonios conocidos, como el dueño de un bar situado al lado de un ambulatorio, que presenció más de 30 casos. Además, algunos científicos, primero escépticos, finalmente comenzaron a dar crédito a este fenómeno. Es el caso del Dr Michael Yeadon, mencionado antes, que referenció un pequeño estudio realizado en Luxemburgo.124 Esto lleva a quién escribe a analizar este fenómeno como un hecho que se está dando, en algunos casos al menos. Y leyendo sobre posibles explicaciones, ya que en principio no sería posible inocular una sustancia magnética lo bastante potente en un vial transparente, se llega a la única hipótesis plausible, que es la presencia de SPIONs, es decir, nanopárticulas de óxido de hierro superparamagnéticas.125 Resulta que se trata de una tecnología contemplada precisamente para facilitar la penetración de material genético introducido por vacunas.126 Finalmente, en un medio español, La Quinta Columna, analizaron un vial de Pfizer mediante microscopía óptica y electrónica, y encontraron parecido visual con lo que podría ser óxido de grafeno.127 Lo grave es que estas sustancias no están aprobadas para uso humano y por supuesto no se encuentran en la composición oficial de ninguna de las vacunas covid. Eso plantea un problema ético enorme, y de ser cierto, sería un crimen de lesa humanidad.

Llegados a este punto, parece que hemos descendido hasta un pesimismo mayor, si cabe, del que partíamos. Para rematar, vamos a añadir unos pocos puntos, que el lector podría unir para dibujar el peor escenario posible. Esto es, el potencial patológico de la proteína spike que estamos produciendo artificialmente en nuestros cuerpos,128 129 130 131 132 133 su capacidad de atravesar la barrera hemato-encefálica,134 135 los datos que apuntan a que no permanece en el punto de inyección y que penetra en el flujo sanguíneo para llegar a multitud de órganos, con especial mención para los ovarios,136 137 su similitud con proteínas humanas como la sincitina-1, muy presente en los órganos reproductivos femeninos…138 Todo ello sumado a lo ya comentado sobre la exageración de los datos epidemiológicos, el propio agravamiento por malas prácticas, la supresión de tratamientos prometedores, la presencia de sustancias no autorizadas y cuyas aplicaciones a nivel neurológico son de ciencia ficción…139 Y sumado a las declaraciones de portavoces de la oligarquía, como Christine Lagarde140 o Bill Gates,141 sobre lo excesivo de la esperanza de vida y la población mundial… El total nos llevaría, aplicando el principio de piensa mal y acertarás, a cambiar el título del artículo por el de Entre el experimento y la despoblación globales.

Ya para acabar, volvemos a la superficie, dejando atrás conjeturas y futuros (más) distópicos, para analizar lo que es una realidad, y es la utilización de la declaración de pandemia por parte de la gran burguesía transnacional, como excusa para destruir derechos fundamentales y avanzar posiciones en la lucha de clases, ejerciendo un control absoluto sobre las clases populares. El Pasaporte covid, o verde, no es más que la cristalización de la culminación de esta represión, que ya tuvo avances importantes tras el 11-S. Llegan cambios drásticos, impuestos desde arriba, que los principales beneficiarios del sistema necesitan para mantenerse en el poder, pues el capitalismo está herido de muerte, ya que está diseñado para autodestruirse. Pero lo que nos espera más allá no promete nada bueno. En nuestras manos está adaptarnos para luchar y no luchar por adaptarnos.

114 Datos expuestos originalmente por @Mconceptions. Twitter: https://twitter.com/MConceptions

115 https://biologosporlaverdad.es/vacunasiaucis.pdf?fbclid=IwAR3V_CYng-uAoZUNyrLpetccPH-QzAlaN62Ht9VaS7UEetlbWzMOWyL7S-0

116 Ibídem

117 https://papers.ssrn.com/sol3/papers.cfm?abstract_id=3621446

118 https://peerj.com/articles/10112.pdf

119 https://elarconte.com/wp-content/uploads/2020/06/Hipotesis_polisorbato_interferencia_coronavirus.pdf

120 https://documentos.deia.eus/2020/08/Reflexiones_del_Decano.pdf

121 Ibídem

122 https://drive.google.com/file/d/1LCRIwwf7RZu2rtHYplMRj_Mof3ugo1mB/view?usp=sharing

123 https://www.youtube.com/watch?v=ldYPfRwBfbE&t=0s

124 https://trikooba.com/victoria-historica-la-justicia-estadounidense-cuestiona-las-directrices-de-seguridad-y-el-futuro-de-la-red-5g/

125 https://truth11.files.wordpress.com/2021/06/5.7-study-on-electromagnetism-of-vaccinated-persons-in-luxembourg_6edfa.pdf

126 https://www.thecompleteguidetohealth.com/uploads/8/9/4/8/8948721/official_interim_report_in_english__university_of_almeria_.pdf

127 https://en.wikipedia.org/wiki/Superparamagnetism

128 https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/24715289/

129 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7680014/

130 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7758180/

131 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7743069/

132 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7724674/

133 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7988450/

134 https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34100279/

135 https://www.nature.com/articles/s41593-020-00771-8

136 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7547916/

137 https://www.docdroid.net/xq0Z8B0/pfizer-report-japanese-government-pdf

138 https://trialsitenews.com/wp-content/uploads/2021/06/Ovaries-get-the-mRNA-from-Pfizer-Shot-Graph-1024×712.png

139 https://cienciaysaludnatural.com/las-vacunas-contra-covid-19-podrian-afectar-la-fertilidad/

140 https://www.naturalnews.com/2021-07-19-graphene-based-neuromodulation-technology-is-real-inbrain-neuroelectronics.html#

141 https://www.eleconomista.es/economia/noticias/7398865/03/16/Lagarde-Si-la-expectativa-de-vida-aumenta-3-anos-el-coste-de-las-pensiones-crecera-un-50.html

142 https://movimientoantinwo.wordpress.com/2020/12/22/bill-gates-en-la-conferencia-ted-2010-disminuir-la-poblacion-mundial-utilizando-las-vacunas/

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos
A %d blogueros les gusta esto: